Europe, Brincadeira Festival (13/08/11)

Hay grupos que marcan una determinada época de nuestras vidas, canciones que nos recuerdan determinados momentos, pero existen muy pocas bandas a las que les podamos atribuir el sobrenombre de "bso de mi vida". Ese es el caso de Europe, una banda que en el año 86 arrasaba el mundo entero con un tema que a día de hoy forma ya parte de los clásicos intocables, traspasando la barrera de las etiquetas musicales y colándose de una u otra forma en las discografías de gente que en su vida ha escuchado otro disco de rock que no sea “The Final Countdown”. Eso, mal que pese al grupo, supone un lastre, una carga que tras 25 años no consiguen sacarse de encima, y es que a pesar de que desde su gloriosa reunión durante la pasada década y la salida de 3 discos que bien pudieran formar parte de “La Enciclopedia del Rock”, aún encontramos a gente en sus conciertos que ni siquiera miran al escenario más que para gritar “esa no, tocad la que vale”…
En fin, suponemos que en un concierto fuera de festivales, donde les toca compartir cartel con bandas que nada tienen que ver con ellos, esas cosas no pasarán, pero no era este caso y como esta era la única fecha que los suecos tenían en nuestro país, había que aprovecharla sí o sí. Así que no dudamos un instante en coger camino de Órdes, donde se celebraba el Brincadeira Festival, un festival que habitualmente recoge lo más granado del panorama nacional con alguna sorpresa internacional y que este año, con motivo de su 5º aniversario, tiraban la casa por la ventana! Un cartel que contaba con los artistas más variados, desde Genitorturers hasta Locomía pasando por Rosendo u Obús, pero del que nos detendremos única y exclusivamente en el show de Europe, pues por motivos laborales sólo pudimos asistir a parte de la última jornada.
Situémonos. Es la una y media de la madrugada, estamos en un recinto sencillamente bestial (que ya quisieran para sí muchos de los grandes festivales europeos…) donde han actuado durante todo el día bandas como Boikot, Burning o Manolo Kabezabolo, así que os podéis imaginar que el público en este momento es de lo más variopinto. Resulta difícil abrirse un hueco entre la zona más cercana al escenario, hay hambre de Europe! Comienza a sonar la intro de su último álbum y Tempest y los suyos saltan a escena con “Last Look at Eden”, un tema con un riff y una orquestación abrumadores. Al tiempo que empezamos a disfrutar de ello, nos asalta la mayor pega del show: Joey tiene la voz ligeramente tomada. Se conoce que el verano gallego (cuyo paradero este año está siendo un enigma…) ha hecho de las suyas. Desconocemos qué tal estuvo el vocalista el día anterior en su actuación en el país vecino, pero aquí no es capaz de alcanzar las notas más altas. Aún con todo y con eso, logra realizar un gran show, y es que dicen que quien tuvo retuvo y este hombre se nota que pese a estar alejado de los escenarios no ha descuidado su voz. Ni tampoco su actitud en las tablas, pues no para ni un momento, animando al público desde el arranque.
Tras el tema título de su última obra, y sin moverse de ese Lp, tocan “The Beast”, con ese tempo que te impide estarte quieto. Declaración de intenciones de los suecos, que desde el principio dejan claro que tienen trabajos recientes y que no necesitan vivir de los clásicos (si otros tomaran nota…). “Superstitious” hace las delicias de los fans, haciendo que el tiempo retroceda hasta los 80, donde comprobamos que Norum no se achica ante los temas de Kee (ojalá la reunión hubiese contado con ambos!!). Y más atrás aún, “Scream of Anger” nos presenta la época más heavy de la formación, tras la cual volvemos al Out of this World del 88 y suena “Let the good Times Rock” para dar paso a la balada por excelencia de Europe: “Carrie”, que es cantada al unísono por el público. La escena de entonces comparada con la de ahora guarda una diferencia más que notable, ya que antes los mecheros se encendían al aire y ahora son las luces de las cámaras digitales!

El escenario se queda a oscuras y con una tenue luz blanca reaparece Tempest, guitarra en ristre, para volver a “LLAE” con “No Stone Unturned”, tema que suena realmente bien en directo, consiguiendo si cabe una mayor sensación de envoltura gracias a los teclados de Mic. Un pequeño solo de Norum da paso a dos de los temas más heavies y directos del show “Seventh Sign” y “The Getaway Plan” , cargando esta última con muchos efectos, más incluso que en “Secret Society”. Joey se dirige una vez más al público en gallego -sí, en gallego, el cantante noruego se dirige al público hablando en inglés y en gallego, ahí es nada!- para preguntarnos si nos gustan los temas nuevos ¡Por supuesto! Y tras juguetear con la intro de “Hero” inician la preciosa balada “New Love in Town”. Seguidamente llegaba un solo de batería por parte de Ian Haugland quien, por cierto, cumplía ese mismo día 44 años! Secret Society fue en su momento un disco criticado, pero eso es algo que no parece preocuparles mucho, ya que una nueva visita a dicho álbum nos trae a “Love is not the enemy” con su riff obsesivo para desembocar nuevamente en otro clásico, “More tan Meets the Eye”. Y he aquí el momento que el 100 % de los presentes estaban esperando, especialmente aquellos que, debido a su desapego por el género, tienen como único conocimiento de la banda: el repaso a su época más conocida, arrancando con “Cherokee”, que pone a saltar a las 10000 personas allí congregadas. Tras esto, nuevamente la locura, y es que “Rock the Night” levantó los ánimos de los más adormilados (eran las 3 de la madrugada de una dura jornada para algunos de los presentes!).Ahora, pensamos todos, llega la canción con la melodía de teclado que suena hasta en la orquesta de pueblo más pequeña. Nada más lejos, antes de eso Joey, nuevamente con la guitarra a los hombros, anuncia que en septiembre entrarán a estudio a grabar nuevo disco y nos presentan un nuevo tema, “Doghouse”, una canción muy rockera al estilo americano que despierta discrepancia entre sus fans… Y ahora sí, absolutamente todo el mundo cantando y saltando con la archiconocida canción que los empujó al estrellato mundial, “The final countdown” echa el cierre al una hora y cuarenta minutos de concierto que nos deja con un buen sabor de boca y muchas, muchas ganas de más.
Europe, Brincadeira Festival (13/08/11) Europe, Brincadeira Festival (13/08/11) Reviewed by ABdMetal on 1:23 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.