Metalcamp 2011, Hell Over Paradise, día 3

THE OCEAN

El cansancio empezaba a hacer mella en nosotros después de dos intensos días , pero no hay mejor remedio contra esto que una abundante dosis de buena música!
Así fue como nos acercamos al escenario principal en esta tercera jornada del Metalcamp a escuchar a The Ocean, banda alemana de post- hardcore progresivo que cuenta con cinco discos a sus espaldas. Desde el primer minuto hasta el último, Loic Rossetti no dejó de moverse incansablemente por el escenario, corriendo, saltando, e incluso tropezando accidentalmente con los cables de la guitarra de Robin Staps y sin acabar en el suelo milagrosamente en más de una ocasión. Su hiperactividad no le impidió realizar una tarea vocal llena de rabia y furia, y aún así, de una manera ejemplar. Lo mismo cabe decir de los demás miembros de la banda, que nos maravillaron con sus enérgicos movimientos, eso si, sin errar una sola nota. Prácticamente todo el set-list fue basado en sus dos últimos trabajos, a excepción de “Osirian: for the great blue cold now reigns”, presentándonos unos temas densos y con numerosos cambios que hicieron que el show nos supiese a poco. En el último tema, “The origin of God”, Loic no pudo resistir la tentación de encaramarse a los hierros laterales del escenario a otear el horizonte y a cantar desde lo alto, mientras casi seguro divisaría a los asistentes asintiendo ante su música.  

ILLUMINATA

Dispuestos a conocer nuevos grupos, nos encaminamos al segundo escenario a ver a Illuminata, formación austríaca de Gothic metal con dos vocalistas femeninas al frente. Musicalmente no ofrecieron nada excesivamente novedoso, y las voces se solapaban con frecuencia, perdiendo así parte del encanto que puede llegar a poseer la banda en estudio. Como detalle anecdótico hay que destacar el desafortunado intento de Katarzyna y Joanna de que el público participase en uno de los temas de su próximo disco, enseñando unos cartelitos con números del 1 al 4 y que sacaban para que fuesen coreados; hasta aquí todo bien. El problema es que las pobres chicas no atinaban con el cartelito en cuestión, y así enseñaban el número 3 y gritaban “one”, o enseñaban el número 1 y escuchábamos “four”… desde luego, divertido fue! Por lo demás, un show correcto aunque algo falto de carisma, un hándicap que seguro solventarán con un poco más de rodaje.

TROLLFEST

Risas de principio a fin. Así fue el concierto de Trollfest, una banda procedente de Noruega que practica un folk metal de lo más cañero, divertido e hilarante. Si partimos de la base de que Trollmannen, vocalista de la banda, se plantó en el escenario con un disfraz de botellín de cerveza- chapa incluida- todo lo demás lo podéis imaginar. No es que su presencia escénica fuera la mejor, pero para un grupo con semejante carisma no parece importar mucho… Bailes más típicos de Paquito el Chocolatero en canciones tan rápidas como “Der Jegermeister” fue lo que nos terminó de conquistar de estos noruegos! Pura alegría y sencillez en un concierto en el que surgió una nueva variedad de circle- pit, el “dance- pit”! y es que era imposible no moverse escuchando el sonido del acordeón de Manskow, sobe una base que roza lo blackmetalero. La banda sonora perfecta para una fiesta de la cerveza!

THAUROROD

Más tranquilos se presentaban Thaurorod, los finlandeses que a principios de año revolucionaban el mercado en su país, y que a día de hoy cuentan con Michele Luppi ( ex -Vision Divine/ Killing Touch) como vocalista. Lo suyo es un metal sinfónico al más puro estilo italiano, lo que quedó patente en sus cincuenta minutos de actuación.
Luppi demostró estar en plena forma, haciendo que nos olvidásemos totalmente de su predecesor Markku Kuikka. La verdad es que no nos extraña la fiebre que desataron estos chicos: daba gusto ver a Emil y Lasse recorrer a toda velocidad los mástiles de sus guitarras, aunque si de velocidad se trata, no podemos decir que ninguno de ellos se quedase corto! Si tuviésemos que destacar un tema, este sería “ Scion of Stars”, que sonó aún más épico si cabe que en su primer álbum. Hubo tiempo para presentar en exclusiva una nueva canción titulada “Ghost in me”, un tema que no defraudará a ningún seguidor de la banda pues es todo lo que cabe esperar de ellos: velocidad, grandes solos y una fantástica melodía vocal. Si en el concierto anterior con Trollfest todo parecía haberse dejado a su suerte, en el caso de Thaurorod todo movimiento estaba estudiado al milímetro: las poses más heavies del planeta acompañadas de una explosión de colorido que hicieron del show un espectáculo tan visual como musical.  

DIE APOKALYPTISCHEN REITER

Y hablando de espectáculos, ninguna otra palabra definiría mejor lo que presenciamos a continuación: un espectáculo con letras mayúsculas de mano de los alemanes Die Apokalyptischen Reiter. Tras largos minutos montando el escenario, apareció ante nuestro ojos toda una parafernalia digna de una película de Serie B… no faltaba detalle, desde el teclado convertido en una especie de “caja de las torturas”, hasta una silla y una lamparilla que parecían sacadas del naufragio del Titanic. Su vocalista Fuchs hizo acto de presencia a través de una caja de sorpresas como si de un juguete siniestro se tratase, y sin más dilación arrancaban las primeras notas de “Die Boten”, tema que abre su último disco, y por cierto, en el cual basaron casi todo su repertorio.
Una emotiva “Der Weg” nos hacía vibrar, no tardando en llegar “Es Wird Schlimmer”, con la que se desató la más genuina locura. Fue a partir de este momento cuando el show se volvió una sucesión de disfraces y de los más diversos instrumentos: los alemanes cambiaban de atuendo cada vez que el tema así lo requería, mimetizándose totalmente con su música. La escena más impactante fue la que nos ofrecieron en “Moral & Wahnsinn”, con su frontman vestido de sacerdote y el resto de la banda con máscaras de gas, cosa por otro lado normal ya que hacía unos momentos nos habían “rociado” con una manguera de sospechoso contenido… En “Revolution” Fuchs ondeó enérgicamente una bandera con el logo del grupo, para después descansar sentado en la silla mientras Andy nos deleitaba con una semiacústica “Dr. Pest”. La actitud de la banda fue muy positiva, manteniéndonos boquiabiertos durante la hora que duró su show, de una intensidad y pasión como pocas veces hemos visto. Desde luego, una banda imprescindible que nadie debería perderse en directo, como poco te impactarán!

KALMAH

Ya entrada la noche, Kalmah subían a escena para deleitarnos con una descarga de buen death melódico como sólo ellos saben! Gozaron de un gran sonido durante toda su actuación, al igual que de una actitud de lo más entregada que nos contagió a todos los presentes. Los fineses hicieron un acertado repaso por toda su trayectoria, ofreciéndonos temas como “Hook the Monster”, perteneciente a su último álbum, y con el que abrían el concierto, y también otros rescatados del pasado como “Swamphell” o “They will return”, haciendo que el público enloqueciera literalmente. No tardó en caer su archiconocido “Heroes to Us”, un temazo que nos puso los pelos de punta! La cara de Pekka Kokko y compañía reflejaba la satisfacción de un trabajo bien hecho, y es que Kalmah salieron a comerse el mundo, y se lo comieron. Un genial concierto que no hizo sino alimentar la duda de por qué esta banda no está entre las grandes del género…  

HATE
 
Huyendo de las masas- en el escenario principal empezaban a montar Slayer- nos dispusimos a disfrutar de los polacos Hate, que desde Varsovia nos traían la ración de metal más extremo de la jornada. Así pues, tras escuchar a modo de intro “Dawn of the Iconoclast”, de Dead can Dance, ATF Sinner y los suyos atacaban sin piedad con una contundente “Erebos”. Si pensabas que habías descubierto lo que era hacer headbanging mientras tocas a toda velocidad, deberías echarle un ojo a esta banda! En especial a su bajista Mortifer, quien demostró durante “Hex” que para él el movimiento de cervicales está a otro nivel. Apenas nos regalaron cinco temas ( a los dos ya mencionados tenemos que sumar “Resurrection Machine”, “Omega” y de vuelta a su último álbum, “Luminous Horizon”), pero podemos asegurar que este fue sin dudarlo el mejor show de metal extremo de toda la semana!
Metalcamp 2011, Hell Over Paradise, día 3 Metalcamp 2011, Hell Over Paradise, día 3 Reviewed by ABdMetal on 19:02 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.