Cult of Luna "Vertikal"



Una historia tan épica como la que nos ofrece la película Metrópolis es susceptible de ser contada de muy diversas formas. La más sombría hasta la fecha, puede que sea la que Cult Of Luna acaben de rubricar. Tirando de los incontables recursos con los que cuentan, los de Umea nos sumergen sin compasión en las propias entrañas de la sociedad moderna. Un pausado descenso hacia los infiernos que deja en el oyente un desasosiego similar al que en su día produjera el film de Fritz Lang. Han pasado más de ochenta años, pero las clases sociales continúan donde siempre han estado, el cuento sigue sin haberse quedado desfasado. Lo único que hacen los suecos, es exponerlo con las armas de que disponen.
Si bien el clima social que respiramos día tras día conserva numerosos paralelismos con los de la década en la que se gestó Metrópolis, las formas hace demasiado que cambiaron para siempre. Es por esto que para poder asimilar este trabajo en su totalidad, las prisas no serán de gran ayuda. Retrotraer el espíritu hasta los tiempos en que las creaciones artísticas no eran una suerte de comida rápida para los sentidos, se antoja la mejor opción. Introducirse paso a paso, sin estar esperando lo que nos depara el siguiente minuto. Tener claro una y mil veces, que a un disco como este, hay que dejarle todos los sentidos preparados para que pueda comenzar a  asfixiarnos.
El sombrío viaje comienza con el tema que la banda anticipó hace algunas fechas. Cargando las tintas desde el principio, I:Weapon enseña la cara más rocosa de la formación. Algo más de nueve minutos plenos de Sludge atmosférico, que poseen algunas de las mejores líneas del redondo. Las voces toman el protagonismo de la pieza, introduciéndonos de golpe y porrazo en una oscuridad saturada de frustración. Se recupera parte del espíritu de los primeros trabajos pero sin dejar de remarcar el carácter eminentemente industrial que reside tras la historia. Los sintetizadores tienen un papel fundamental en este punto.
Puede que sea el uso abusivo que se hace de los efectos,  lo que convierta a este trabajo en algo especial dentro de la carrera de Cult of Luna. Las guitarras adquieren un papel menos relevante de lo que podríamos imaginar- si tenemos en cuenta que son tres- y la sensación general que se nos brinda, es la propia de una cadena de montaje. Todo ello está claramente meditado para conseguir recrear el chirriante ambiente que impera en Metrópolis.
Donde este aspecto se aprecia con mayor claridad es en Vicarious Redemption. Casi veinte minutos de crescendo en los que se experimenta con el minimalismo absoluto. No cabe duda de que una primera parte que se alarga hasta los diez minutos, supone el mayor ejercicio de inmersión que propone todo el redondo. Las exageradas pinceladas Drone sobre las que se desarrolla la pieza, tienen su explicación en el fragmento del film que se trata de relatar. Es aquí el momento en el que el protagonista tiene que situarse en una especie de maquina semejante a un reloj y luchar contra la extenuación que supone el trabajo repetitivo. Se trata esta de una pieza a la que es difícil cogerle el punto si se desconoce lo que está intentando que vivamos, pero que termina siendo una maravilla una vez que hemos dejado lo más duro a nuestro espalda. El apabullante solo que lleva engarzado a medio camino, es por si solo suficiente premio para los que se aventuren a subir la malsana pendiente que han dispuesto los de Umea.
Al igual que ocurría con The One, una vez vayan corriendo los minutos del LP nos iremos topando con un par de pistas que solo tienen la función de enlazar partes de la historia.  TheSweep y Disharmonia son las escogidas para este propósito y de ellas tan solo se puede afirmar, que mantienen el histrionismo imperante en el resto del trabajo. No funcionan como canciones fuera del contexto, pero ayudan a que no salgamos de la burbuja en la que nos han introducido.
Mucho más interesante se antoja Synchronicity, que a pesar de volver a basar en la repetición todo su esquema, es capaz de ser disfrutada fuera del entorno en el que ha sido concebida. Se trata de un tema que ofrece cadencias Doom y en el que los sintetizadores vuelven a primar por encima de la mezcla. Algo bastante diferente a lo que nos ofrece In Awe Ofen el que las guitarras marcan el tiempo y la escucha va aligerando peso por momentos. Es en esta segunda parte del redondo, donde la luz parece que comienza a entrar tímidamente y  las tonalidades propias del post rock, van ganando espacio sobre las tinieblas.
En ningún instante la grabación acaba por convertirse en un cuento para niños, todo el redondo está cortado por el mismo tono sombrío, pero sí que es cierto que a partir de Mute Departure, la segunda parte que he mencionado comienza a mostrarse. La tímida utilización de voces limpias sirve perfectamente a este propósito, haciendo que desemboquemos plácidamente en Passing Through, con la misma idea de final feliz con la que contaba el trabajo de Fritz Lang.
Al no poder contar con las letras del trabajo, desconozco si la banda ha querido incluir en su última pista la famosa sentencia que cerraba Metropolis. Rezaba, “Entre la mano y el cerebro, debe mediar el corazón” y supuso todo un leit motiv para el liberalismo más rancio. El tono con el que la película finalizaba, era una clara confraternización entre las diferentes clases sociales, sin pararse a exponer soluciones de fondo para la problemática social que habíamos presenciado. Desconozco por tanto,  si Cult Of Luna han decidido colocar algún tipo de guiño final para hacer que la historia finalice de otra manera, o se han limitado a plasmar el mensaje original. El apacible tono con el que todo termina, me invita a pensar que es la segunda opción la que han escogido.
Sin ánimos de continuar alargándome más de lo necesario, os invito a que os sumerjáis en las intrincadas melodías que han dejado estos suecos para la posteridad. No se trata de una colección de canciones que vayan a estar al alcance de todo el mundo, pero poseen la suficiente miga como para ser tenidas en cuenta. El esfuerzo que la banda ha realizado durante los últimos cinco años, no ha sido en vano. Una creación tan pretenciosa y compleja puede llegar a agradar si se escucha con los antecedentes suficientes, pero por desgracia, puede ser vista como una losa imposible de levantar si los tiempos no son los correctos. 


1. The One
2. I: The Weapon
3. Vicarious Redemption
4. The Sweep
5. Synchronicity
6. Mute Departure
7. Disharmonia
8. In Awe Of
9. Passing Through
10. The Flow Reversed

Cult of Luna "Vertikal" Cult of Luna "Vertikal" Reviewed by ABdMetal on 22:15 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.