Michael Schenker Group - Sala Rock Star Live, Barakaldo.‏

Una semana que comenzaba con los Iron Maiden poniendo patas arriba la ciudad en la que resido, culminaba con otra visita de carácter estelar. A la chita callando y sin recibir atención mediática alguna, Michael Schenker regresaba a la Rock Star Live de Baracaldo para regocijo de los más puristas de la casa. Muchos fueron los que no iban a dejar pasar la oportunidad que nos brindaba el guitarrista de Hannover. El buen nivel al que nos tiene acostumbrados en sus recitales, parece ser la única excusa que necesita. Muchos años cumpliendo con lo que se le exige, han acabado por convertir a M.S.G. en una garantía que ningún aficionado de corte clásico puede pasar por alto.

Teniendo estos datos en mente, no era complicado aventurar lamagnífica entrada que acabaría presentando el recinto. La vieja guardia se iba a movilizar al unísono dotando a la velada del color que requieren las citas de cierto lustre. Poco importaba el disco que se venía a presentar. Los nombres que figuraban en las entradas tenían suficiente peso como para que estos detalles resultasen baladís.  Michael Schenker con dos de los miembros de la formación clásica de Scorpions rememorando el clásico Lovedrive. En esa única frase se resumían todos los motivos que necesitaban la mayoría de los presentes, para aflojar treinta euros sin pestañear.

Como invitados al deja vu musical previsto para la noche del sábado, la organización optaría por los catalanes Hardreams, una formación de AOR que a priori parecía poder encajar con los gustos del respetable. Si bien este último apunte, se acabaría cumpliendo en parte, no fuimos pocos a los que se nos hizo largo el repertorio quetuvieron a bien ofrecer. Repartiendo almíbar a diestro y siniestro, los de Barcelona se tiraron casi una hora tratando de meterle calor al ambiente. Para ello buscaron toda la conexión que les fue posible conseguir, por muy forzados que pudiesen llegar a parecer por momentos. Esto por desgracia acabaría siendo lo más positivo que podríamos señalar sobre su comparecencia.

Pasando de puntillas sobre el horrible sonido con el que gozaron, la trasnochada puesta en escena que se gastaron y el rubor que producía su cantante cada vez que se dirigía hacia la audiencia, se puede afirmar sin temor a equivocarse que no eran la mejor opción para la noche que aquí se cuenta. En otro lugar y momento supongo que no me hubiesen dejado tan ojiplático sus vetustas maneras, pero un rato antes de que Michael Schenker tomase el timón, su propuesta se me hizo difícilmente digerible.



El nefasto sonido con el que nos acostumbra a obsequiar la Rock Star Live seguiría acompañándonos un buen rato después de que Hardreams emprendiesen el camino hacia los camerinos. Este pequeño revés no conseguiría sin embargo que los tres himnos encargados de abrir el repertorio brillasen con menor fuerza. Lovedrive, AnotherPiece of Meat y AssaultAttackcomenzaban a edificar el templo de Rock que habíamos venido a contemplar y todas las luces recaerían sobre el encargado de supervisarlo.

El legendario guitarrista de la Flying V se mostraba más inquieto que en anteriores comparecencias, daba la impresión de que por fin había dejado atrás las sombras que rodearon su vida en la década pasada. A pesar de que su apariencia denotaba una cierta fragilidad, la sonrisa constante que regalaba a los presentes no parecía venir de la misma persona que años atrás se aposentaba en las esquinas de los escenarios con actitud huraña.

Si a este dato le sumamos el hecho de que continua conservando la maestría que siempre le ha caracterizado, sencillo resulta imaginarse lo poco que tuvo que sudar para meterse a la sala entera en el bolsillo. No pudo sin embargo evitar los acoples que acompañaron Rock MyNightsAwayy volvieron a poner el acento sobre el sonido una vez más. Un último borrón que no iba a acabar siendo nada más que una anécdota.

Con el sombrío Attack of theMadAxeman a la cabeza y el nuevo corte que vienen presentando a lo largo de toda la gira justo después, daba comienzo la mejor parte del repertorio. La que estaría centrada por las inevitables concesiones a UFO y por un buen puñado de clásicos absolutos de Scorpions. Me quedaría de todos modos, entre tanto corte ilustre, con el sentido homenaje que se rindió sobre las tablas a Ronnie James Dio. BeforetheDevilKnowsYou Are Deadsería la encargada  de presentar el último trabajo de Schenker, a la vez que inundaba la sala en un emotivo mar de cuernos.

Enlazando emociones encendidas, CoasttoCoast volvía a ponernos un nudo en el estómago mientras veíamos lo bien que se lo pasaba Francis Bulschhoz recordando sus años mozos. La traca reventaría acto seguido cuando LetIt Roll, Too Hot toHandle y LightsOut subrayaban algunos de los minutos más memorables del Rock inglés de todos los tiempos. Pocos segundos iban quedando para coger aire ante lo que aún nos quedaba por contemplar.


Holiday con un Doggie White pletórico en lo que a trasmitir emociones se refiere, dejaba el camino dispuesto para que Rock YouLike a Hurricane y Rock Bottom colmaran a los pocos que todavía quedaban por convencer. El primero con el enorme acicate de ser interpretado por Herman Rarebell-uno de los padres de la criatura- y el segundo con un solo impagable a cargo del mago de la Flying V. Ambos momentos insuperables que tendrían su digna continuación cuando ya daba la impresión de que las luces iban a encenderse.

Blackout y Doctor Doctor serían los encargados de devolver a los músicos sobre las tablas para dejarnos completamente colmados. Ni una sola queja quedaba detrás de que semejantes himnos hubiesen vuelto a atronar en nuestros corazones. Puede que a Doggie le cueste horrores llegar a los registros que acostumbra a clavar Klaus Meine y no cabe duda de que Michael Schenker en ocasiones deje muda a su banda con el atronador volumen que le coloca a su guitarra, pero en términos globales es complicado encontrar impedimentos para no quitarse el sombrero ante semejante demostración. Sin la repercusión y trascendencia que esa misma semana habían demostrado los Maiden en el mismo pueblo, el rubio guitarrista volvía a salir por la misma puerta grande por la que acostumbra. 

Unai Endemaño
Stun.es
Michael Schenker Group - Sala Rock Star Live, Barakaldo.‏ Michael Schenker Group - Sala Rock Star Live, Barakaldo.‏ Reviewed by ABdMetal on 19:55 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.