Crónica: Vagos Open Air 2015

Para la gran mayoría, el VOA es otro festival sin más: relativamente cerca de casa, con un cartel más bien pequeño… Para nosotros, en cambio, es la cita ineludible de todos los veranos! Desde que lo descubrimos por pura casualidad en su primer año, se convirtió en un festival especial. Es cierto que, conforme fue creciendo- se cambió de ubicación, aumentaron un día más…- fue perdiendo parte de la magia que tenía, pero sigue ocupando un lugar prioritario en nuestras agendas, año tras año.
Así pues, esta 7ª edición no iba a ser menos! Siempre con un cartel de lo más variado, el festival portugués sigue atrayendo cada año a más españoles y consolidando a sus fans más veteranos.

Por segundo año consecutivo ofreciéndonos tres días de fiesta, nos plantamos en Vagos con muchas ganas de pasarlo bien, luchando contra un viento infernal pero con muchas expectativas!
Como siempre, la oferta de comida no es muy amplia pero con precios más que razonables; en esta ocasión además podemos saciar nuestra glotonería con unos gofres o unas crepes deliciosas, aunque seguimos echando en falta más oferta vegana o vegetariana… En fin, otra vez será!
Centrándonos en lo musical, comienzan la jornada los lisboetas Scar for Life, un cuarteto que apuesta por el metal más alternativo, con sonidos que van desde el Groove hasta atmósferas acústicas llenas de calma.
Una banda diferente a tener muy en cuenta si te gusta el rock moderno!
Los siguientes en hacer acto de presencia, los también portugueses Moonshade, nos traen sus riffs al más puro estilo escandinavo, desgranando en media hora temas de Death melódico con mucho gusto!

Y la cosa empieza a ponerse seria! Los suecos Vildhjarta, formación que hace unos años comenzó a resurgir desde los terrenos más underground en los que era venerada, nos sorprende con su metal moderno con toques djent y atomosféricos, que nos arrastra hasta los más profundos abismos! Como curiosidad de la banda, cuenta con dos voces, ambas guturales aunque bien diferenciadas; la presencia de Daniel Ädel no deja de ser curiosa y a la vez perturbadora… Nos sorprendemos del cambio del cantante desde la última vez que pudimos disfrutar de un concierto suyo… Imposible apartar la vista de sus pantalones de vestir!
Los alemanes Heaven Shall Burn son los encargados de calentar el ambiente hasta límites insospechados! Aunque suene contradictorio, la banda de Metalcore destila clase sobre la palestra, son pura elegancia! Clavan un concierto con un público entregadísimo, circle pits a dolor y mucha, mucha caña!

Llega por fin la hora de Amorphis, en una gira que promete ser memorable… Veinte años han pasado ya desde que viera la luz su Tales from the Thousand Lakes, con lo que prometen deleitarnos con el disco al completo rememorando clásicos como Black Winter Day o The Castaway. Un concierto del más puro Death metal underground de los años noventa, enseñándonos a unos Amorphis que nunca habíamos tenido la ocasión de ver antes! Para completar el set, y como no podía ser de otra manera, los fineses nos hacen enloquecer con temazos como Against Widows y My Kantele… memorable!

Y ya a altas horas de la noche, los más esperados por muchos, los holandeses Within Temptation, con una siempre sonriente Sharon den Adel, que basan su set list en los últimos discos de la formación. Hay que reconocer que, en nuestro caso y suponemos que en el de las demás personas que seguíamos a W.T. en sus épocas más tempranas, echamos de menos más temas antiguos, pues fueron muy pocos los escarceos con el pasado en un show ameno y con energía, pero escueto en clásicos.
Within Temptation nos regalaron temas como Faster, Stand my Ground, Summertime Sadness - cover de Lana del Rey- y voces grabadas de por medio, pero un broche final perfecto con Ice Queen. Y por supuesto, la hermosa sonrisa de Sharon!
Y como siempre quedan insatisfechos, el Rock Dj particular del festival, al igual que lo vino haciendo durante toda la jornada - y durante las dos siguientes - nos da la oportunidad de continuar la fiesta frente a la carpa con temazos variados para que podamos dar rienda suelta a nuestra sed de metal!


El sábado a media tarde se ponía de nuevo en marcha el V.O.A. con los nacionales We are Killing Ourselves - más conocidos como W.A.K.O. - que contaban entre los asistentes con un buen nutrido grupo de fans, y no es de extrañar después de ver cómo se las gastan sobre las tablas! Death metal de corte moderno y pegadizos riffs hicieron que el polvo se levantase desde primera hora… genial forma de empezar!
Con mucha energía y ganas de hacérnoslo pasar en grande, se presentaron los galegos Mutant Squad - recientemente rebautizados como Mutant, a secas - una banda de thrash metal al más puro estilo de los ochenta. Media hora no da para demasiadas florituras, así que este trío se fue directo a lo que mejor saben hacer: caldear el ambiente a base de tralla!

Los siguientes de la tarde, los germanos Destruction, banda mítica donde las haya dentro del thrash, continuaron caldeando el ambiente en Quinta do Ega. Es una gozada escuchar la personal voz de Schmier en directo, y los riffs machacones y veloces de Mike nos hicieron airear las greñas y revivir tiempos mozos. Genial actuación para un terceto legendario que nos pusieron a todos de buen humor con trallazos como Carnivore o Bestial Invasion!
Tras la energía de Destruction, llega una formación cargada de oscuridad y lobreguez; de mano del carismático Fischer, quien fuera parte esencial de los míticos Celtic Frost, nos llega Triptykon, su estela de metal extremo con melodías hipnóticas y ambientes cargados. Con una actitud siempre sombría, los suizos consiguen envolverte en un mundo tenebroso con temas del más puro dark metal como Goetia o Tree of suffocation souls, por no hablar de los múltiples regalos que hicieron a los fans de Celtic Frost e incluso Hellhammer a lo largo de toda la actuación.

Otros míticos, mitiquísimos!, los ingleses Venom, que por la década de los 70 crearon un nuevo sonido que posteriormente derivaría en el considerado Black Metal, llegan a Vagos con un montón de clásicos bajo el brazo y con un Cronos que nos invita a dejarnos llevar por temas tan conocidos como Welcome to Hell, Die Hard o Long haired Punks. Los padres del metal extremo no dejan a nadie indiferente tras su hora de actuación, demostrando que aún siguen al pié del cañón!
Y el plato fuerte del día, la banda de Zakk Wylde, los Black Label Society, se presentan entre gritos de júbilo y mucha expectación. El que fue en su día guitarrista de Ozzy Osbourne demuestra de qué pasta están hechas las rock-stars sin achicarse ni un pelo durante todo el show, desgranando temas como Bleed for me o My dying time mientras se contornea tocando una de sus tantas guitarras de formas imposibles, sin despeinarse ni un pelo. De cara al final del concierto, Wylde nos demuestra que no sólo de riffs viven los guitarristas, sino que con un piano delante también se las arreglan… y así nos regala baladas como Angel of Mercy e In this river.
Pero para los que aún seguían teniendo ganas de pasárselo bien, nos llegan desde Lisboa una banda de Black metal que nace a finales de los ochenta pero que se conserva más que fresca, Filii Nigrantium Infernalum, que sorprenden con una buena legión de fans y con temas de temática sacrílega y obscena!
Aquí los que firman ya no estaban para muchas prácticas satánicas, así que nos retiramos a ganar fuerzas para la última jornada!

El domingo, además de música, nos tenía preparadas algunas sorpresas… bajo un sol de justicia, a las tres de la tarde, el escrito luso Antonio Parada hacía presentación de su nueva novela, Adão e Eva, la segunda que edita y presenta en este mismo festival, dejando claro que en Vagos la cultura tiene cabida en cualquiera de sus formas.

Los encargados de arrancar la -en nuestra opinión- más interesante jornada del festival, fueron los lisboetas Midnight Priest quienes nos pusieron las pilas con un concierto del más puro heavy metal, con reminiscencias a bandas míticas como Iron Maiden o Judas Priest. Agudos imposibles, riffs cañeros y mucha actitud es lo que vemos sobre el escenario con esta formación abanderada del cuero y las tachas.
Y poco a poco vamos entrando en derroteros más que serios! Ne Obliviscaris, llegados desde las Antípodas, nos deleitan con su progresivo metal extremo aderezado con las cristalinas melodías de violín a manos del siempre sonriente Tim, cuya hermosa voz contrasta con la gutural de Xen. Un conjunto más que interesante que conquista al público luso con su arriesgada propuesta que mezcla el metal extremo con elementos tan dispares como el jazz o las músicas étnicas.

Otra formación curiosa, los israelís Orphaned Land, nos traen uno de los conciertos más brillantes del festival, sin desmerecer a los demás! Su carismático frontman Kobi nos saca más de una sonrisa entre canción y canción, mientras su música nos envuelve en un viaje a tierras lejanas… Un show redondo, con temas ya míticos de la banda como Sapari o Norra El Norra, la cual nos ponen a cantar entre todos.
Tras ellos, los no menos simpáticos Alestorm, que ya nos hacen reír con sólo colocar el telón de fondo… Si buscásemos hilarante en el diccionario seguramente nos encontraríamos una foto de la banda escocesa, que por otro lado, no veas cómo se las gasta sobre el escenario! Los piratas se marcan un concierto que nos hace bailar, nos hace saltar y nos hace enloquecer al son de himnos de ultramar como Shipwrecked, Keelhauled o Drink, mientras nos invitan a emborracharnos todos juntos! Probablemente no quedase ni una sóla persona en todo el recinto que no moviese las caderas con los escoceses, aaaarrrrhhhh!
Y si hablamos de carisma, ahí está el gran Bobby “ Blitz” frente a Overkill, una banda que lleva dando guerra desde los ochenta, y que sigue contando con un gran grueso de fans que los han llevado a convertirse en una formación de culto. Repitiendo en Vagos por segunda vez, el set list que nos traen esta vez es muy diferente: más cañero, más thrashero y con más energía. Intercalando temas de más reciente factura con otros clásicos, nos demuestran que pese a los años siguen en plena forma, terminando, como no podía ser otro modo, con Fuck You!
Y como todo se acaba, también el V.O.A. 2015 va tocando a su fin… con los sangrientos Bloodbath sobre el escenario! Los suecos -más el señor Nick Holmes como británico infiltrado- nos sorprenden con su death metal de la vieja escuela, sucio y agreste, y no deja de ser curioso ver a los miembros de Katatonia de esta guisa! Mientras el público enloquece, desde la palestra nos llegan temas como So you Die, Cancer of the Soul, y el broche final, Cry my Name, que nos hace volver a la realidad y darnos cuenta de que si, ahora si, esto se está terminando… casi!

Aún faltaban por pisar las tablas los lusos Ironsword. Después de siete años asistiendo al V.O.A., no deja de sorprendernos la gran cantidad de bandas nacionales con las que cuenta un país relativamente pequeño, muchas de ellas con una calidad digna de mención. En el caso de Ironsword, y con que séais sólo un poco suspicaces, os daréis cuenta de que se trata de un conjunto de Epic metal, con líneas vocales al más puro estilo de Running Wild o Grave Digger, y con melodías surgidas del power de los noventa. Un aluvión de espadas, tormentas y fuego nos despide, esta vez sí, de la Quinta do Ega.
Como siempre, un gran placer el haber disfrutado del V.O.A. otro año más… y esperamos que queden muchos por venir!
Obrigados, Vagos!

Ambiente y bandas del festival luso Vagos Open Air en su séptima edición.----VAGOS OPEN AIR
Posted by A Bola de Metal on Miércoles, 26 de agosto de 2015
Crónica: Vagos Open Air 2015 Crónica: Vagos Open Air 2015 Reviewed by ABdMetal on 22:25 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.